Comprenderá actividades  formativas que promuevan el desarrollo de competencias vinculadas a la actividad agropecuaria de la futura intervención profesional. La carrera incluirá espacios de realización de actividades que favorezcan la articulación de las disciplinas básicas agronómicas y aplicadas agronómicas. En este ámbito, la intensidad de la formación práctica podrá comprender problemas de investigación científica, tecnológica y/o prácticas de intervención profesional  que se articulen con marcos de referencia teóricos, pudiendo incluir la formulación de proyectos vinculados a la realidad agropecuaria, preferentemente relacionados con necesidades o problemas de la región.